Aquí es probablemente la cuestión de si hay que reír o llorar más… ;)


(a través de EOMS)