Como es conocido, los científicos nos dicen, que los gatos no pueden realmente amar a la gente. En el siguiente clip de vemos un gato, sustenta esta declaración y con PACIENCIA Este muchacho abrazos…

clavos